Todo indica que no existe ninguna civilización alienígena en KIC 8462852

Un extraño parpadeo llevó a especular con la existencia de una megaestructura construida por extraterrestres en una estrella que está a 1.500 años luz de la Tierra

El pasado octubre, la comunidad científica quedó desconcertada ante el hallazgo a unos 1.500 años luz de la Tierra de una extraña estrella, KIC 8462852, cuya luz fluctuaba de forma errática. Incluso se llegó a especular con la posibilidad de que este astro estuviera orbitado por una descomunal estructura construida por una civilización extraterrestre. Para comprobar esta asombrosa hipótesis, científicos del instituto SETI -un organismo dedicado a la persecución de inteligencia extraterrestre- han buscado breves pulsos de láser de la estrella, pero, para decepción de muchos, no han encontrado ninguno.

¿Son las ECM un auténtico acercamiento a la frontera de la muerte?

La mayoría de estas experiencias  suelen tener muchos puntos en común entre todos aquellos que las vivieron, independientemente de sus creencias filosóficas o religiosas


Las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM)siguen siendo un enigma, pese a todos los estudios que se vienen realizando por parte de médicos e investigadores, desde que comenzaron a analizarlas. Un alto índice de personas que tuvieron lo que se conoce como "muerte clínica", aseguraron haberlas experimentado y muchos testimonios son coincidentes en lo referente a las "visiones" y demás efectos que suelen apreciar o sentir durante ese misterioso trance. Algunos investigadores se inclinan por suponer que esta ECM es, en realidad, una consecuencia del efecto de las endorfinas,  péptidos opioides endógenos, que funcionan como neurotransmisores y son unas drogas de origen natural que segrega el cerebro y que se suponen son las causantes de estas visiones sobrenaturales.

Descubren otro planeta similar a la Tierra

Está fuera de nuestro Sistema Solar y en la llamada "zona habitable" de la estrella sobre la que gira. Puede tener atmosfera, agua y una civilización desarrollada

(Kepler 452b)
Recientes noticia de la NASA informan que el Kepler ha encontrado a una especie de planeta, hermano gemelo de la Tierra, que es similar en tamaño y que se encuentra dentro de la denominada zona habitable definida alrededor de su estrella, o dicho en otros términos, que  podría tener alta posibilidades de contener agua líquida y posiblemente vida en su superficie.

Desde que fue lanzada la misión Kepler en el año 2009, varias veces ha comunicado NASA que habían encontrado  exoplanetas gemelos a la Tierra, hallados con anterioridad hasta el punto de que la agencia espacial  confirma que este hallazgo supone el exoplaneta número 1.030, aunque en este caso la clave no está en el propio planeta, sino en la estrella. Añade la NASA que este tipo de planetas alrededor de sus correspondientes estrellas ya se han encontrado muchas veces antes, pero el interés de este hallazgo es que, además del tamaño parecido al de la Tierra, este planeta orbita alrededor de una estrella muy parecida al Sol.

¿Qué son esas misteriosas "fuentes de energía" que descubren nuestros radiotelescopios?

Una de ellas, especialmente ultrapotente y misteriosa, se produjo a 10.700 millones de años/luz de la Tierra

Posiblemente las abominables distancias del Universo no son obstáculo para que determinados misterios, que no dejan de serlo, asombren contínuamente a nuestros científicos y astrónomos: las señales procedentes de remotas regiones del espacio exterior. Son señales de radio, rayos gamma o rayos X, como la que hace poco captó el "Chandra". El meollo de la cuestión es que su procedencia es abismal: MILLONES DE AÑOS-LUZ, o dicho en otras palabras: son fenómenos que han ocurrido hace miles de millones de años, cronológicamente hablando. Imaginemos que estas señales tuvieran un origen no natural, es decir, creadas o producidas por una civilización inteligente y súperdesarrollada. ¿Qué sentido tendría para nosotros su artificialidad, miles de millones de años atrás? Aún imaginando que una civilización alienígena las hubiera creado ¿en qué estadio estará en estos momentos esta supuesta civilización? ¿Sigue existiendo o pereció?

El imposible contacto con los extraterrestres

Resulta curioso que exista, prácticamente, un único patrón descriptivo entre quienes aseguran haberlos observado visitando nuestro mundo


Todos cuantos dicen haber tenido un encuentro visual con supuestos seres de procedencia alienígena o extraterrestre, suelen describirlos como seres de baja estatura (alrededor de un metro) cabeza prominente y grandes ojos negros, ligeramente oblícuos, pequeña nariz roma y boca apenas perceptible, que caminan desnudos y parecen asexuados, es decir, que su género no puede ser clasificado a simple vista. Pero lo más curioso de todo es que estos supuestos habitantes del espacio exterior son descritos de manera bastante similar, independientemente de que aquellos que los han observado sean de una u otra parte del mundo y de culturas o creencias diferentes.



Da la sensación que solo existe una única raza alienígena o que todas las probables e hipotéticas civilizaciones del Universo responden a un mismo patrón físico. De ser cierto tan solo los seres humanos, los habitantes de la Tierra, tendríamos diferentes estaturas, color de piel y rasgos físicos diversos. ¿Es esta hipótesis aceptable? En cualquier caso son otras muchas cuestiones -si cabe aún más importantes- las que debemos tomar en consideración.

Es posible que solo uno de los siete planetas de la estrella Trappist-1 pueda tener vida

Un nuevo estudio científico rebaja las posibilidades de habitabilidad de los siete mundos anunciados en febrero 

 Hace apenas unas semanas, el anuncio del hallazgo de un sistema de siete planetas rocosos alrededor de la enana roja Trappist-1 levantó oleadas de expectación entre astrobiólogos de todo el mundo. De hecho, por lo menos tres de esos planetas parecían estar dentro de la llamada "zona habitable" de la estrella, es decir, a la distancia justa para permitir la existencia de agua en estado líquido, lo que convertía a esos tres mundos en buenos candidatos para albergar alguna forma de vida. Ahora, sin embargo, un nuevo modelo climático en 3D elaborado por Eric Wolf, del Laboratorio de Física y Atmósfera Espacial de la Universidad de Colorado y recién publicado en arxiv.org, ha rebajado mucho esas expectativas, y sugiere que solo uno de los mundos alrededor de Trappist-1 tiene posibilidades reales de sustentar vida.